Noticias Destacadas
Inicio » Células Madre » Las celulas madre mesenquimales

Las celulas madre mesenquimales

Existen varios tipos de celulas madre, en el caso de las celulas madre mesenquimales se tratan de aquellas células madre estromales que básicamente son el tejido conectivo embrionario que viene del mesodermo y a partir del cual se determinan tejidos más especializados.

Propiedades de las celulas madre mesenquimales

Las celulas madre mesenquimales tienen propiedades antiflamatorias y regenerativas. Se ha demostrado que tienen un efecto inmunoregulatorio lo que quiere decir que a través del sistema inmune inducido por las celulas madre mesenquimales se puede tener una condición de antinflamación sin que se den complicaciones adversas por la supresión del sistema inmune a través de fármacos.

celulas madre mesenquimales

Además, las celulas madre mesenquimales permiten un uso diverso en los individuos sin necesidad de compatibilidad genética como lo necesitan otro tipo de celulas madre. Esto hace que puedan ser utilizadas en tratamientos y terapias como la Diabetes, Enfermedad de Crohn, Lupus Eritematoso Sistemático, etc

Hace poco tiempo, a través de un estudio de investigación se llegó a un método por el cual se puede llegar a aislar  y cultivar celulas madre mesenquimales en condiciones que se promuevan gracias a la capacidad de expansión de las celulas madre de la sangre en el cordón umbilical. Esta investigación hace que se puedan extender los trasplantes de sangre del cordón umbilical de pequeños a adultos.

El poder expandirlas incrementa el número de pacientes que pueden llegar a beneficiarse de este tipo de terapia y así poco a poco ayudar a disminuir el nivel de mortalidad. Aún así, queda mucho por estudiar e investigar para poder aislar por completo las celulas madre mesenquimales.

Cada paciente que recibe un tratamiento con este tipo de celulas reacciona de manera distinta por lo que hay que tener en cuenta que todo depende fundamentalmente del organismo y de cómo asimile la aplicación de este método. En general las mejorías se ven a los tres o seis meses, pero hay casos de enfermedades degenerativas como en la diabetes que las posibilidades de éxito son menores que con otro tipo de enfermedades.

Poco a poco, los avances en la medicina van descubriendo nuevas aplicaciones para sacar el máximo de las celulas madre mesenquimales para así poder mejorar la salud de aquellas personas que sufren alguna enfermedad degenerativa y que los tratamientos clásicos hasta el momento no le daban los resultados esperados.

Sin duda las celulas madre mesenquimales se están convirtiendo en un elemento clave a la hora de elegir métodos para superar distintas enfermedades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >