Noticias Destacadas
Inicio » Cordón Umbilical » ¿Qué es un banco de cordón umbilical?

¿Qué es un banco de cordón umbilical?

Las técnicas médicas han avanzado mucho, y una de ellas es usar las células del cordón umbilical de los niños para tratar distintas enfermedades. El cordón umbilical se corta nada más nacer, por lo que hacen falta sitios para conservarlos, y aquí es donde entra en juego el banco de cordón umbilical.

Banco de cordón umbilical público y privado

Cuando nace un niño, si queremos conservar el cordón umbilical, éste se tiene que conservar en un banco de cordón umbilical. Aquí se congelan para conservarlos durante años, esperando a que un paciente los demande, no sin antes aplicarles un tratamiento para que la congelación no rompa las células.

Por lo tanto, un banco de cordón umbilical no es más que un almacén con tecnología criogénica, es decir de congelación a muy baja temperatura, en el cual los cordones se pueden almacenar durante al menos veinte años de forma segura. El banco de cordón puede ser de dos tipos, público o privado. Las diferencias entre ambos no tienen nada que ver con la forma en que se conservan los cordones, sino en el tratamiento que se hace de ellos cuando una persona lo necesita.

Si tienes un hijo, y decides que un banco de cordón umbilical público es el sitio en donde quieres conservar su cordón, tienes que saber que éste estará a disposición pública, lo que quiere decir que tu niño no tendrá un acceso preferente si se pone enfermo, aunque sí que existe una posibilidad de que lo pueda usar si los médicos creen que es por una causa justificada.

Para que te hagas una idea más clara sobre el banco de cordón umbilical público, funciona de forma parecida a como lo hace la donación de órganos. Donas el cordón y cualquier niño enfermo se puede beneficiar de él.

banco de cordón umbilical

Por otra parte, tenemos el banco de cordón umbilical privado. Aquí, el cordón se guarda pero sólo el niño al que pertenece tiene acceso a él. La normativa española lo prohíbe, pero hay un truco legal que consiste en tratar la sangre de su interior en otro país, de manera que la legislación española ya no tiene poder alguno sobre las células del cordón. Para usar un banco privado hay que pagar, pero tienes la tranquilidad de saber que si tu hijo necesita un tratamiento, el acceso al cordón es inmediato, sin necesidad de que un médico decida si puedes o no usarlo.

Para terminar, creemos que lo mejor que puedes hacer es conservar el cordón umbilical de tu hijo. De ti depende si quieres que vaya a un banco público, para que cualquier niño se pueda curar, o si quieres que vaya a un banco privado y que sólo esté disponible para tu hijo por si algún día tiene la mala suerte de tener una enfermedad grave.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >